martes, 24 de septiembre de 2013

Taller de croissants de chocolate

El origen del croissant, un bollo con forma de media luna, se remonta a la Viena del siglo XVII. La leyenda más divulgada cuenta que el Croissant nace como uno de los actos festivos al salvarse Viena del sitio otomano. Los panaderos, que trabajaban por la noche, oyeron cómo los enemigos excavaban un túnel para entrar en la ciudad y dieron la alarma. Esto permitió que los vieneses abortaran el asalto. Tras la derrota turca, el rey de Polonia y Lituania Juan III Sobiesky encargó a los panaderos la elaboración de unos panecillos con la forma del emblema de los turcos -la media luna- que inmortalizaran la victoria.


En nuestro taller los niños trabajan con masa de hojaldre y chocolate. Aprenden hacer croissants tradicionales y otras versiones de este producto. Es un taller creativo y muy apetitoso.



Piruletas de hojaldre con chocolate

1 comentario: